» » Que hacer cuando necesitamos dinero y no tenemos lo suficiente

Que hacer cuando necesitamos dinero y no tenemos lo suficiente

admin 5 Sep, 2017 Consejos Financieros No Comments

Las situaciones imprevistas y las necesidades surgidas sin previo aviso son relativamente comunes en el seno del hogar. Y para afrontarlas o cubrirlas debemos contar con dinero extra, además de lo que ingresa regularmente al hogar.

La debida planificación y administración del ingreso familiar es muy importante porque ello puede generar dinero extra, o mejor dicho, puede asegurar que se acumule una cierta cantidad de dinero excedente, que eventualmente podremos utilizar para cubrir los imprevistos mencionados o satisfacer un objetivo que requiera de una suma grande de capital. Una vez cubiertos todos los gastos principales, los ingresos restantes pueden ser destinados para el ahorro, para la creación de un fondo que pueda cubrir cualquier imprevisto o necesidad a futuro, o incluso para llevar a cabo un proyecto a corto o mediano plazo, ya sea de carácter personal o familiar.

Cuando los ahorros no son suficientes

Sin embargo, si el caso es que debemos afrontar un gasto extra y no contamos con los fondos necesarios para cubrirlo, existen varias opciones que podemos evaluar para obtener estos recursos que estamos necesitando:

Solicitar un préstamo entre personas de nuestro grupo cercano, sean amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc. Queda ya en el compromiso que asumamos con esta persona, si vamos a devolver ese préstamo con algo de interés adicional, o si por el contrario, nos van a conceder el préstamo sin cobrarnos intereses. Debemos estar bien seguros de que podremos saldar la deuda generada para evitar malas situaciones en nuestro entorno. Si se trata de una cantidad de dinero muy alta, podemos pedir a cada familiar un porcentaje del monto total, de modo que todas las partes involucradas están más holgadas respecto a dicho préstamo.

Solicitar en la empresa en la que trabajamos un anticipo de nuestras prestaciones o un préstamo. En cualquiera de los dos casos, la devolución del dinero se hace por medio de descuentos a nuestros ingresos mensuales, por lo que no habría posibilidad de caer en el impago de la deuda. Sólo queda de nuestra parte replantear el presupuesto familiar, de modo que siempre agreguemos esa deducción a nuestros ingresos y no caigamos en un mal cálculo del presupuesto mensual durante ese tiempo.

Recurrir a los bancos
Se pueden extraer fondos o cubrir el gasto de la contingencia con nuestra tarjeta de crédito o con la de algún miembro de nuestro núcleo familiar, siempre y cuando el monto de las cuotas que tengamos que pagar para la cancelación del crédito no comprometa el ingreso familiar. Si usamos una tarjeta de crédito ajena, debemos considerar la transacción como si fuera un préstamo, ya que es la otra persona quien está corriendo con los gastos en un principio. Nos encargaríamos en tal caso de amortizar dicho monto como parte de los pagos mensuales de la tarjeta de crédito.

También es una opción el pedir un préstamo a una entidad financiera, siempre con la previsión de que podremos pagar la deuda que estemos contrayendo a través de esta opción.

admin

Leave a Comment

  • Name
    E-mail:
    URL: (Optional)
Publicidad / Advertisement